viernes, 2 de agosto de 2013

Dos cohetes explotaron cerca del Palacio Presidencial de Líbano


Al menos dos cohetes Katyusha de 107mm golpearon áreas cercanas al Palacio Presidencial de Baabda, Este de Beirut, la noche del jueves sin causar víctimas. La Agencia Nacional de Noticias informó que los cohetes cayeron en el área de Rihanieh, en la piscina de una casa perteneciente a Bassam Freiha -director general de Sayyad Publishing House- y que se encuentra cerca del Palacio Presidencial. Otro cohete aterrizó entre la ciudad de Fayyadieh pero no explotó, según informó la cadena de televisión Al-Jadeed; se estima que los cohetes fueron disparados desde una zona cercana a la ciudad de Aramoun, en el Monte Líbano. 

El presidente libanés, Michel Sleiman, dijo que un ataque con cohetes durante la noche cerca del Palacio Presidencial no va a hacerle renunciar a sus principios nacionales: "Los repetidos mensajes de cohetes –cualquiera sea el remitente, y a donde quiera que se dirijan, y cualquiera que sea el grado de peligro- no pueden hacerme cambiar los principios y convicciones que se expresan libremente y sinceramente nacionales". Los cohetes fueron lanzados el mismo día que Sleiman dio su discurso para conmemorar el Día del Ejército y donde criticó a Hezbollah por su intervención militar en Siria. Sleiman sugirió la creación de una estrategia de Defensa Nacional para el control de las armas de Hezbollah y centralizar el poder en el Estado.

Hezbollah condenó el ataque y descartó cualquier conexión entre el discurso del presidente Sleiman sobre las armas del partido y el ataque. Según un comunicado del partido chiita "Manos terroristas y criminales se mantienen al día su afán de socavar la institución militar y para agitar conflictos entre los componentes de la nación. Como Hezbollah condena enérgicamente este crimen, también denuncia los intentos de algunos medios de comunicación para explotar el incidente y tratar de provocar a los libaneses unos contra otros con el fin de debilitar su unidad nacional y distraerlos de la causa principal, que es enfrentar al enemigo sionista.” La declaración señaló que los ataques fueron lanzados por "una fuente no identificada, pero con fines bien conocidos."

El ataque coincidió con la primera aparición pública del jeque Hassan Nasrallah, líder de Hezbollah, en casi un año en medio de una reunión de cientos de simpatizantes chiitas. En su discurso de hoy, Nasrallah no mencionó directamente los cohetes, pero en su lugar, se comprometió a seguir siendo leal a la causa palestina y parecía estar hablándole sobre todo a su base chiita en Líbano y en el mundo musulmán; en una parte de su alocución enfatizó "a EE.UU, Israel, Gran Bretaña y sus herramientas regionales, les decimos a todos los enemigos y los amigos que en Hezbollah no abandonaremos a Palestina y el pueblo palestino. Llámenos terroristas, criminales, pero nosotros, los chiitas, nunca abandonaremos a Palestina”. El uso poco frecuente del lenguaje sectario de Nasrallah, destacando el carácter chiita del grupo, es una desviación de sus discursos anteriores en los que él retrató a Hezbollah como un grupo de resistencia musulmán anti-israelí. Parecía que tenía como objetivo batir el apoyo entre los chiitas de todo el mundo árabe, y refleja la medida en que su grupo se siente a la defensiva.

Las declaraciones del presidente Sleiman, criticando las armas de Hezbollah y su participación en la guerra civil siria, desataron una tormenta de reacciones mixtas entre las rivales Coaliciones 14 y 8 de Marzo. La opositora Coalición 14 de Marzo del ex PM Saad Hariri, apoyó el pedido del control de las armas de Hezbollah bajo una Estrategia Nacional de Defensa. El ex PM Fouad Siniora, en un comunicado, señaló que "Me gustaría saludar al presidente Michel Sleiman, ya que expresa las aspiraciones de los ciudadanos libaneses, cristianos y musulmanes en el Líbano y en el extranjero"; Siniora, líder del bloque Futuro, dijo que "el presidente ha demostrado que está defendiendo sinceramente el honor de la República Libanesa y la soberanía y la independencia y la dignidad de Líbano."

En un comunicado difundido por Hezbollah, se criticó a los medios locales y árabes por centrarse en el discurso del presidente Sleiman -sobre la resistencia- haciendo hincapié en que "el intento de vincular de la declaración del presidente con el ataque es algo despreciable y flagrante." En otra parte del comunicado, Hezbollah sostiene que "Los terroristas siguen apuntando a perjudicar la institución militar en el Día del Ejército, que es una fiesta nacional que une a todo el pueblo libanés. Condenamos enérgicamente este crimen. Nosotros, Hezbollah, denunciamos enérgicamente el crimen transgresor y todos los intentos por parte de algunos medios de comunicación para iniciar peleas entre el pueblo libanés, con el fin de debilitar sus instituciones, sus fuerzas, su unidad y su consenso sobre los principales problemas nacionales".

Hezbollah también sostuvo que "Marchar después de la violencia y los crímenes, como medio para hacerle frente a la opinión  política, es una estrategia fracasada que expone incapacidad y el fracaso político." El partido destacó su apoyo constante a la institución militar e hizo “un llamado para una campaña de solidaridad con esta institución, para preservar el país y a su gente, y para evitar conspiraciones dirigidas contra Líbano".

Sin lugar a dudas, las inusuales críticas del presidente Sleiman -un católico maronita- enfurecieron a Hezbollah y sus aliados. Quién disparó los cohetes seguía sin conocerse, ya que decenas de soldados y policías recorrían el perímetro alrededor del palacio presidencial en busca de pruebas. Los políticos anti-Hezbollah inmediatamente culparon al grupo y alabaron Sleiman, la pregunta es si el este incidente es una subestimación de Hezbollah –respecto del poder del Estado libanés- o si los enemigos del partido chiita aprovecharon este momento de convulsión regional para presionar por el desarme del grupo

2 comentarios:

Carla A dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carla A dijo...

No es fácil publicar las noticias de manera objetiva. Pero, a través de su blog, sí se puede, porque está mostrando la verdad de diferentes perspectivas y puntos de vista. Mucho éxito.