martes, 15 de abril de 2014

Hezbollah, entre Israel y Siria



Tres miembros del equipo de la estación de televisión de Hezbollah, Al –Manar, murieron el lunes después de que fueron atacados en la ciudad siria de Maalula. La cadena chiita identificó a los muertos como: el reportero Hamzah Hajj Hasan; el técnico Halim Allaw y el camarógrafo Mohammad Mantash mientras que otros miembros del equipo resultaron heridos. El equipo de Al-Manar fue baleado por grupos armados cuando estaban cubriendo la recuperación del Ejército sirio de la ciudad Maaloula -en Qalamoun- y el tiroteo se produjo horas después que las fuerzas sirias respaldadas por Hezbollah recapturaron al menos 3 ciudades de la frontera en la región de Qalamoun. 

El Gerente General de Al-Manar, Ibrahim Farhat, dijo que un grupo de hombres armados queda se había escondido en Maaloula y dispararon contra los dos vehículos del equipo que estaban entre los otros medios de comunicación que cubren los acontecimientos. Durante una breve conferencia de prensa, Farhat negó que Al- Manar era el objetivo y precisó que se trataba de una eventualidad de la profesión.

El ejército libanés intenta abstenerse de la confrontación. Pero las autoridades libanesas hablan cada vez más de la necesidad de "combatir el terrorismo", alentado por los gobiernos de EE.UU., Francia, Gran Bretaña, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita, que no quieren ver el Líbano desestabilizado por la guerra civil siria. Algunos donantes, como Arabia Saudita, están dispuestos a garantizar que el ejército sea militarmente tan competente o superior que Hezbollah. Pero las recientes acciones del Ejército han provocado acusaciones sobre su falta de de neutralidad: es incapaz de hacerle frente a Hezbollah pero sí arresta a militantes sunitas, incluyendo aquellos involucrados en atentados con coche bomba en Líbano como respuesta a la participación de Hezbollah en Siria.

La guerra civil siria está alterando gradualmente la relación dinámica entre Hezbollah e Israel. En las últimas décadas, esta relación pasó de ser una confrontación asimétrica -entre un ejército convencional y una milicia sectaria- a un conflicto en curso entre un Estado y un cuasi- ejército, regulado por una disuasión mutua de facto; ahora, con Hezbollah profundamente involucrado en Siria, el grupo chiita ha centrado sus energías en el frente sirio mientras que Israel, por su parte, desarrolló una política minimalista destinada a preservar la tranquilidad de sus vecinos del Norte , evitando la intervención directa en Siria. Al dirigirse a Israel a través del Golán, Hezbollah podría estar advirtiendo de una ampliación de la participación israelí en Siria; Israel, con su ataque del 18 de marzo a las unidades del Ejército sirio en el Golán, le está advirtiendo a Damasco que no permitirá ataques desde territorio sirio. 

Después de una serie de desarrollos en el terreno, todas las miradas se han dirigido a dos ciudades en la región de Qalamoun: la ciudad libanesa de Tfail y la ciudad siria de Zabadani, ambas ciudades fueron el principal santuario al que huyeron los rebeldes desde la caída de Qusayr y otros colapsos rebeldes recientes. De acuerdo a información siria confiable, los rebeldes están huyendo en un patrón distinto: los que quieren seguir luchando han ido a Tfail y aquellos que buscan la "reconciliación" con el régimen han ido a Zabadani. Tfail es un pueblo libanés entre Yabrud y Arsa, además a Tfail no se puede acceder desde Líbano sino a través de rutas de montaña que no están pavimentados adecuadamente pero que es accesible a través de un camino pavimentado desde Siria.

La situación es actualmente extremadamente frágil para Hezbollah. A pesar de su interés común en la prevención de otra guerra sin cuartel, tanto Israel como Hezbollah, han comenzado con acciones orientadas a restaurar una mutua disuasión ad hoc que, inversamente está trayendo a ambas partes más cerca a otra escalada bélica. Mientras Hezbollah se reposiciona en Líbano, el Ejército comienza a servir indirectamente cada vez más los intereses del partido chiita poniendo en peligro el papel histórico de árbitro de las luchas sectarias en el país.



viernes, 11 de abril de 2014

La interna maronita en Líbano



El Cardenal Maronita, Beshara Rai, dijo que "Cada candidato de las dos facciones (08 y 14 de Marzo) debe comprender la amenaza que enfrentan. Por lo tanto, los candidatos deben saber cómo convencer a la otra coalición de su candidatura (…) Deberían construir puentes y tratar de obtener el apoyo de sus rivales (...) Yo no puedo excluir a un candidato u otro, no tengo la autoridad para excluir a nadie. Como Iglesia maronita, no estamos involucrados en el nombramiento, exclusión de los candidatos e incluso en los preparativos, porque hay bloques parlamentarios que deben realizar consultas y convocar el Parlamento hasta que se pongan de acuerdo sobre un candidato presidencial”. Sin embargo negó que él sea partidario de un candidato de consenso.

El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, planea llamar a una sesión parlamentaria el 22 o 23 de abril para elegir al sucesor del presidente Michel Sleiman, cuyo mandato de seis años termina en el 25 de mayo. Aparte de este anuncio no se han producido otros anuncios en relación con las fechas. Hasta ahora, el líder de Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, ha anunciado formalmente su candidatura para el puesto -reservado para los cristianos maronitas en el Pacto Nacional de 1943- y curiosamente, el jefe del Movimiento Marada -Suleiman Franyieh- enfatizó que él no se postularía sin la aprobación de su aliada Coalición 08 de Marzo; por su parte, el líder del Movimiento Patriótico –Gral. Michel Aoun, llegó a la conclusión de que no sería candidato a la presidencia contra Geagea, si este último gana el apoyo del Movimiento Al-Mustaqbal de Saad Hariri.

Mientras que el Movimiento del Futuro no ha dicho abiertamente que respaldarían Geagea, se asume ampliamente que lo harán, y dado que tienen la mayoría de los escaños, que harían de Geagea el candidato más fuerte. Pero su candidatura pone el movimiento de Hariri en una posición incómoda ya que, por un lado, él es su aliado cristiano más cercano y más fuerte pero también es uno de los líderes cristianos más controvertidos. Geagea se opone firmemente a la liderada por Hezbollah, que todavía no se ha pronunciado sobre un apoyo masivo a su aliado, el Gral. Michel Aoun, jefe del mayor bloque político cristiano en el parlamento libanés. Sin Hezbollah y con Geagea en frente, es probable que Aoun no se postule sí mismo por la elección.

Para que un presidente para ser seleccionado en Líbano, que tiene que asegurar 2/3 tercios de los votos en la primera votación o 65 de los 128 votos en la segunda. Para garantizar los votos mínimos necesarios, el consenso se suele llegar antes de la fecha de las elecciones. Y este consenso ahora parece confuso, ya que los diferentes partidos políticos comenzaron a opinar sobre su candidato preferido pero nadie habla de apoyos concretos.

Pero puertas adentro de la Coalición 14 de Marzo, Geagea no tiene el apoyo de otras fuerzas cristianas. Aunque el Partido Kataeb, uno de los miembros de la Coalición 14 de marzo -y de hecho el partido fundador de las Fuerzas Libanesas de Geagea- no ha nombrado a su líder Amin Gemayel, que es un candidato fuerte por su trayectoria personal y la historia política de su familia; además, la línea política Kataeb no es tan inclinada a las posturas de confrontación contra Hezbollah y sus aliados harían que su líder Gemayel fuese más aceptable para todas las partes. Estas batallas presidenciales ponen inevitablemente a la Iglesia Maronita en un aprieto: por un lado, se ve obligada a aparecer neutral (aunque ha emitido sugerencias en forma de “fugas” donde el Patriarca Boutros Al-Rai favorece al Gral. Aoun) y por otro, tiene interés en garantizar que la única oficina presidencial en Medio Oriente reservada para los cristianos no quede vacante.

Hay dudas sobre la posibilidad que cualquiera de los potenciales candidatos presidenciales, de ambas coaliciones, lleguen al poder si se tienen en cuenta que ninguno de ellos sería capaz de ganar los votos necesarios en diputados. El Vaticano debería desempeñar un papel importante en la prevención de un vacío presidencial, ayudando a preservar el papel histórico de los maronitas en el Líbano y la región en general. Y aunque el presidente Michel Sleiman se opone a la prórroga de su mandato, la opción está siendo considerada por muchos Estados árabes y europeos; sin embargo, el ataque verbal de Hezbollah contra Sleiman podría ser un indicador que el partido se opondrá a esa medida.




martes, 8 de abril de 2014

Un presidente elegido en Líbano



El Secretario General de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, dijo que creía que el próximo presidente podría ser "hecho en Líbano" y agregó que no había señales que la elección presidencial se llevaría a cabo en tiempo. Al comentar sobre el boicot de Hezbollah a una sesión de Diálogo Nacional convocada por el presidente Sleiman la semana pasada, Nasrallah dijo que el presidente ya no puedo presidir dichas sesiones a la luz de sus recientes posturas; el líder chiita subrayó, sin embargo, que su partido estaba abierto al Diálogo y que su partido no asistió a las conversaciones en protesta por los comentarios "ofensivos y perjudiciales" contra la resistencia hechos por Sleiman en sus recientes discursos.

En la segunda parte de la entrevista publicada por el diario libanés As-Safir, Nasrallah sostuvo que Hezbollah apoyará al candidato que más sirva al interés nacional y subrayó que lo que va a abrir la puerta a la intervención internacional o regional -en algún momento de la elección presidencial- es el desacuerdo de las fuerzas políticas libanesas sobre el presidente, y por lo tanto al afectará la fecha establecida. Respondiendo a una pregunta acerca de que presidente debe representar a los cristianos en Líbano -especialmente a los maronitas- Nasrallah dijo que "En las elecciones anteriores, nuestra posición es clara. Pero la reconciliación internacional y regional trasladó los asuntos internos en otra dirección. En encuestas realizadas por Bkirki, y en otra realizado por As-Safir que se publicará esta semana, el Gral. Michel Aoun ocupó el primer lugar entre los libaneses y los cristianos (…) Si estamos en armonía con el principio de la representación de los maronitas, este resultado debe ser respetado sin duda. Pero el problema es que algunos cristianos que piden responsabilidad en este asunto no se hace responsable de este resultado cuando llegan las figuras más representativas a la presidencia."

Por su parte la otra figura cristiana, Samir Geagea, dijo que su candidatura no fue motivada por la codicia de asumir el cargo cristiano más importante del país sino por su deseo de ver a un funcionario de la Coalición 14 de Marzo a la cabeza, ya que sería una oportunidad para que el grupo lleve a cabo sus objetivos. Geagea dijo que él es el "candidato natural" para la presidencia como el jefe del partido más popular entre los cristianos de acuerdo a las estadísticas; pero Geagea siempre ha dicho que impulsará para la retirada de las tropas de Hezbollah de Siria y ha criticado el rol de Irán dentro de Líbano. Ghazi Youssef, parlamentario y miembro del Movimiento del Futuro -del ex PM Saad Hariri- dijo que ese movimiento no apoyará el líder del Movimiento Patriótico Libre, Michel Aoun, pero señaló que "La decisión de Geagea a entrar en la carrera electoral está perfecta, pero no hubo verdaderas discusiones sobre el tema dentro de la Coalición.” 

Una reunión celebrada entre Hariri y Geagea, tras su candidatura a las elecciones presidenciales, sirvió para confirmar los "fuertes lazos" entre los aliados. Según el periódico libanés Al-Joumhouria, la Coalición 14 de Marzo tendrá un candidato único en las elecciones presidenciales y los medios libaneses identificados a otros aspirantes a la presidencia dentro de la Coalición 14 de Marzo, como el líder del partido Kataeb y ex presidente Amin Gemayel y los diputados Boutros Harb y Robert Ghanem.

La participación de Hezbollah en el conflicto de Siria ha elevado la tensión dentro de Líbano, donde muchos sunitas apoyan el levantamiento y otros temen que el papel del grupo traerá los combates al país. El arco opositor alineado en la Coalición 14 de Marzo ha sido particularmente dura en la crítica al apoyo del grupo chiita al régimen sirio y ha pedido a Hezbollah en reiteradas oportunidades que se retire de la lucha; Nasrallah negó que el sentimiento público se oponga a su participación en Siria y señaló que "Muchos libaneses, incluso dentro del 14 de Marzo creen y aceptan que la intervención en Siria protege al Líbano de los grupos terroristas, cuyo comportamiento y las acciones que vemos a diario (…) Así que no nos sentimos alienados y muchas fuerzas políticas y religiosas del país han expresado su apoyo -a puerta cerrada- lo que aumenta nuestra confianza en esta posición."

Samir Geagea es el primer candidato cristiano que anunció su postulación para la presidencia en las elecciones previstas de mayo, pero no cuenta por el momento con la bendición de la Coalición 14 de Marzo –solo de su partido Fuerza Libanesa- además fue el único condenado por su actuación durante la guerra civil libanesa. Por el lado de Hezbollah y la Coalición 8 de Marzo, Michel Aoun es un potencial candidato, pero sus últimas actuaciones públicas lo han alejado de la confianza de Hezbollah.

Tanto Geagea como Franjieh, Aoun, Gemayel o Kattar -entre otros potenciales candidatos maronitas- tienen todo el derecho de postularse por su condición cristiana, requisito fundamental para ocupar el sillón presidencial libanés; el punto es si el ganador puede serlo sin la pre-aprobación de Siria o Irán, en un país que estuvo casi un año sin formar un gabinete de gobierno y las formas legales se cuidan solo para legitimar decisiones arbitrarias y a todas luces contrarias a los intereses nacionales. 



lunes, 7 de abril de 2014

Hezbollah mira al frente interno


El líder de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, cree que el peligro de ataques terroristas en Líbano se ha reducido de manera significativa y que el gobierno sirio ya no está en riesgo de ser derrocado, además dijo que creía que "la elección de un régimen militar ha fracasado", y que el objetivo del conflicto en Siria no era crear la democracia y la justicia para luchar contra la corrupción, sino cambiar Siria y su postura. De acuerdo con Nasrallah, la mayoría de la comunidad internacional ahora está buscando una solución diplomática al conflicto y el líder de Hezbollah dijo que espera que la postura de Rusia sea cada vez más intransigente; al mismo tiempo destacó que los acontecimientos en Siria habían beneficiado anteriormente Israel, tras el fracaso del país en la guerra de julio-agosto de 2006 con el Líbano, pero los acontecimientos sobre el terreno estaban ahora preocupando cada vez más al Estado judío.

Nasrallah señaló, en una entrevista publicada el lunes, que Hezbollah estaba detrás del ataque con una bomba contra una patrulla israelí, el pasado 14 de marzo, en la zona de las Granjas de Shabaa; Nasrallah dijo que "envió un mensaje, que la resistencia es todavía capaz de luchar contra Israel, así como sus combatientes están detrás del presidente sirio Bashar Assad en su guerra contra los rebeldes”.

Las Fuerzas de Seguridad Interna (FSI) arrestaron a tres líderes de las milicias que han participado en enfrentamientos con sus rivales en Trípoli, mientras los funcionarios nacionales se reunieron para discutir la ampliación del plan de seguridad en la región de la Bekaa. Los arrestados son: Khaled Shaykho, comandante de un grupo armado en Bab Al-Tabbaneh; Ammar Ali Abdel-Rahman, comandante de Jabal Mohsen-Riva; y Jalal Hasan Hajji, comandante del frente Jabal Mohsen- Barraneye. Las fuerzas de seguridad, dirigidos por el Ejército libanés, se están preparando para iniciar la implementación de un plan de seguridad para restaurar el orden en la región fronteriza de la Bekaa a raíz de una ola de secuestros, robo de automóviles y bombardeos.

Las FFAA libanesas han comenzado a desmantelar los puestos de control de Hezbollah en el valle de Bekaa, como parte de una nueva iniciativa más amplia del Ejército para tomar el control más formal del país, de acuerdo con la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad que pide el desarme de todas las fuerzas armadas no gubernamentales. Sin embargo, existe el temor que Hezbollah y sus partidarios ya disfrutan de un entendimiento con las FFAA libanesas y que la supresión de los puestos formales de Hezbollah no significa necesariamente y final a la presencia mayoritaria de la organización; en todo caso, simplemente puede ser la externalización de la tarea de detener el flujo de anti-Hezbollah de los rebeldes sunitas de Siria a Líbano.

Tal como lo informó el periódico libanés The Daily Star, la llegada de un Teniente Coronel iraní de alto rango -identificado como Mahmoud A.- para dar asistencia a las reformas de su aparato de seguridad de Hezbollah puede incluir nuevas instancias como la sesión de los puestos fronterizos al Ejército libanés. Información facilitada por fuentes confiables, señala que Hezbollah arrestó a uno de sus comandantes de campo en Siria, cuando que estaba tratando con el Mossad israelí y desempeñó un papel en la filtración de información a los agentes, lo que llevó a la incursión israelí en la zona de Janta; el aparato de seguridad de Hezbollah fue capaz de detectar una célula dentro del grupo que trabajaba para los agentes israelíes. La célula incluye un libanés identificado como MA, oriundo de Nabatiye Haruf , y se piensa que es un conocido informante israelí dentro del departamento de comunicaciones electrónicas de Hezbollah.

Hezbollah ha sido capaz de detener a Abu Zahraa, líder de Jabhat al-Nusra, cuyo verdadero nombre es Mahmoud Abdallah y que se cree está bajo poder de Irán debido a que tiene "información delicada"; pero dependió de un funcionario de la Inteligencia iraní, conocido como "Habari" quien fue el primero que envió la información acerca de las células de informantes dentro del partido. Habari también descubrió que la Inteligencia rusa había cubierto a un doble agente palestino que trabajaba tanto para el Mossad y los servicios de Inteligencia rusos. 

La reciente decisión de Hezbollah de reactivar y estimular las actividades de las polémicas Brigadas de la Resistencia en Sidón, formadas en 2009 y compuesto por sunitas partidarios de Sidón, es una señal que el partido chiita está tratando de organizarse más redefiniendo su papel y manteniendo a sus miembros bajo control. Nasrallah ha comenzado a delegar aquellas tareas que el propio Ejército libanés puede hacer, aun bajo el asesoramiento de Hezbollah, mientras que el partido ha comenzado una profunda reformulación de su doctrina interna y del rol político que tendrá en el contexto de las próximas elecciones presidenciales en Líbano.




miércoles, 26 de marzo de 2014

El próximo presidente de Líbano



A partir del martes, el centro de atención en Líbano se desplazará a la elección presidencial, en medio de expectativas de que el período de dos meses para el proceso expire sin ningún acuerdo sobre un candidato para suceder al presidente Michel Sleiman. Parece que hay un entendimiento de que este gobierno está trabajando en dos puntos clave: en primer lugar, se esfuerza por mantener la elección presidencial en el plazo constitucional -25 de mayo- y de acuerdo con los principios de la democracia, con todos los miembros del Parlamento que asisten a las sesiones correspondientes; y en segundo lugar, está advirtiendo contra el vacío presidencial en vista de la importancia de llenar este asiento cristiano del poder con el fin de estabilizar el equilibrio político y sectario en el país. 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, instó a Líbano a realizar elecciones según lo previsto en mayo, a pesar de las tensiones agravadas por el conflicto en Siria. En una llamada telefónica al Primer Ministro, Tammam Salam, Obama instó a que las próximas elecciones presidenciales se celebrarán a tiempo y de acuerdo con la constitución libanesa y reconoció las dificultades que enfrenta Líbano como consecuencia del conflicto en Siria y subrayó la importancia de que todas las partes cumplan la política de Líbano de disociación."

El presidente francés, François Hollande, también pidió a las autoridades libanesas la celebración de elecciones presidenciales en mayo, como estaba previsto, con independencia de la ola de violencia en el país. Hollande tenía previsto viajar a Arabia Saudita el domingo para reunirse con el rey Abdullah y discutir la necesidad de preservar la estabilidad en el Líbano, así como el conflicto sirio y el programa nuclear de Irán; el presidente francés también hizo un llamamiento a todas las partes a respetar el mandato del Tribunal Internacional que juzga el caso del asesinato del ex PM libanés Rafiq Hariri.

Sleiman se mantiene firme en su postura de dejar la presidencia, pero dice que va a seguir trabajando en la política de transmitir su experiencia al nuevo jefe de Estado. El presidente libanés manifestó que "Voy a seguir trabajando en la política, pero no voy a participar en las elecciones parlamentarias (…) Voy a jugar un papel en el ámbito nacional mediante el uso de mi experiencia y relaciones para ayudar al nuevo presidente (…) Le puedo ayudar en muchos temas (…) La extensión de mi mandato [como presidente] está fuera de la cuestión”. Además Sleiman reconoció que la extensión no es posible en las actuales circunstancias internas y externas pero no dio más detalles y dijo que no ha oído hablar de una propuesta apoyada por Irán que pide la prórroga de su mandato, a cambio de la extensión del mandato del presidente sirio, Bashar Al-Assad.

La afirmación de Sleiman sobre la imposibilidad de extender su mandato se debe a dos motivos. En la próxima sesión de Diálogo Nacional -que se celebrará el 31 de Marzo- Hezbollah anunció que lo boicoteará y no asistirá a conversaciones de todos los partidos, ya que prefiere participar en una sesión dirigida por un nuevo presidente que no sea Sleiman; y el otro motivo es el malestar generado por Seiman luego de su discurso en la Universidad Espíritu Santo de Kaslik (USEK) luego que describió a la fórmula “pueblo-ejército-resistencia” como "de madera". Estos comentarios enfurecieron o a Hezbollah, acusándolo de no ser capaz de distinguir entre "lo que es de oro y lo que es de madera."

El Patriarca Maronita, Beshara Al-Rahi, anunció que no va a nombrar a un candidato a la presidencia y llamó a la elección de un presidente que sea capaz de "curar las divisiones entre los libaneses”. El Patriarca dijo que "Hacemos un llamado a los estados árabes y occidentales para disociar a Líbano de la suerte de la guerra en Siria y nuestra dignidad nos obliga a no preguntar a Occidente para elegir a nuestro presidente", además le pidió a Nabih Berri que convoque una sesión parlamentaria para elegir al nuevo presidente tan pronto como sea posible y no esperar a un vacío presidencial.

El ex PM Saad Hariri, exiliado en Francia desde 2011, anunció que regresará al país para las elecciones legislativas noviembre y espera convertirse en Primer Ministro de nuevo. Las elecciones legislativas se han aplazado hasta noviembre por las condiciones internas y la falta de acuerdo sobre la ley electoral que regulase la votación.

De acuerdo con un informe diplomático, EE.UU. redactó una hoja de ruta para las elecciones presidenciales libanesas sobre la base de la división de los candidatos presidenciales en cuatro círculos: el primer círculo incluye candidatos tradicionales, los más destacados son Jean Obeid (aprobado por el presidente del Parlamento, Nabih Berri, el líder socialista Walid Jumblatt y el ex PM Fouad Siniora), Boutros Harb, Robert Ghanem y Fares Boueiz. Tal vez el denominador común entre estos políticos es que ellos están apostando por las circunstancias internacionales y regionales para llevarlos a la casa presidencial, como ocurrió con Sleiman, Lahoud, Hrawi y René Moawad durante la Segunda República después de la guerra civil.

El segundo círculo incluye candidatos partidistas como Michel Aoun (Movimiento Patriótico Libre), Amin Gemayel (Kataeb), Suleiman Franyieh (Marada) y Samir Geagea (Fuerzas Libanesas). Cada uno de ellos sólo puede llegar a ser presidente en virtud de una decisión internacional y regional, y si - por ejemplo, pero no limitado a- el Movimiento Futuro y Movimiento Patriótico se encuentran en un lado. El tercer círculo incluye candidatos tecnócratas jóvenes, los más prominente son Ziad Baroud, Demianos Kattar, Nehmer Efraín, Roger Dib y Joseph Torbey. Estos candidatos están sujetos a las mismas condiciones que se aplican a los candidatos del primer círculo; sin embargo, el papel que puede desempeñar el Patriarcado maronita y el Vaticano en la promoción de un candidato de esta categoría no se debe subestimar y vale la pena mencionar que el Patriarca Bechara Rai y el Nuncio Apostólico Gabriel Katchea están entusiasmados con estos candidatos.

Finalmente, un cuarto círculo incluye dos candidatos: el Comandante del Ejército, Gral. Jean Kahwaji, y el gobernador del Banco Central, Riad Salameh. Kahwaji tuvo éxito en el mantenimiento de un mínimo de estabilidad en el país y se convirtió en la punta de lanza contra de todas las formas de terrorismo en territorio libanés; mientras que Salameh ha tenido éxito en la conducción de la autoridad monetaria por más de 20 años y aseguró una estabilidad monetaria que ha logrado sortear dificultades financieras y económicas a pesar de varios escollos económicos y guerras en los últimos años.

La fórmula "sin ganadores y sin perdedores”, consagrada por el difunto Primer Ministro Saeb Salam y adoptada por su hijo Tammam, sostienen que la formación de un gobierno se apoya en una buena voluntad presidencial que también se aplicará a la elección presidencial sobre la base de una ecuación por la cual éste no debe ser rehén de los dos lados de la división política, sunitas o chiitas. Si el presidente del país pertenecía a una de las partes, entonces la mitad de los libaneses estarán automáticamente en su contra y tener un "presidente fuerte" significa que debe ser apoyado por todos. Un consenso produciría no sólo un presidente fuerte, sino el más fuerte, tras el cual todas las fuerzas nacionales se unirían para sacar al país de las transiciones regionales e internacionales y los riesgos internos.

La guerra civil continua en Siria y la creciente convicción que no iba a terminar pronto sólo añaden convicción de que no habrá vacío y se construyen políticas ad hoc acerca de la continuidad del régimen sirio. La correlación entre Siria y Líbano hace que éste último sea dependiente de la estabilidad de los acontecimientos militares en Siria; pero con Damasco transitoriamente fuera de la fórmula tradicional, una nueva ecuación regional no se cristaliza en medio de la ausencia de resultados decisivos dentro del conflicto sirio y en la región en general. Es por esta razón que la clase política libanesa se ​​ha convencido que la ruptura de la ecuación regional llevó a posponer las elecciones legislativas y dejaron entrever una dificultad para elegir a un presidente

Existen dos planos de confrontación en la política libanesa, el doméstico y el regional, y ambos trabajan de manera directamente relacionada. Los sunitas –apoyados por el mundo árabe- eligieron a Hariri como su Primer Ministro mientras que los chiitas –apoyados por Irán y Siria- pusieron a Berri como presidente del parlamento; la pregunta es si lo cristianos podrán elegir a un presidente sin la mediación de sunitas y chiitas junto a sus patrocinadores internacionales.



jueves, 20 de marzo de 2014

Líbano, entre Israel y Siria


Sigrid Kaag, jefe de la misión conjunta de ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), dijo que el 54% de las toxinas del arsenal sirio habían sido suprimidas o eliminadas. Siria ya ha perdido una fecha límite del 5 de febrero para entregar o destruir todas las 1300 toneladas métricas de agentes químicos que declaró el año pasado, la semana pasada se perdió la fecha límite para destruir una docena de instalaciones de producción y almacenamiento pero el mes pasado; Siria dijo que hubo dos intentos de ataques contra convoyes que transportaban las armas químicas, 2 sitios de almacenamiento siguen siendo inaccesibles debido a los combates y 5 cohetes fueron disparados hacia la zona portuaria de Latakia a principios de este mes impactando cerca del equipo internacional de inspectores. Es por ello que Kaag señaló en un comunicado que “La misión conjunta acoge con satisfacción el impulso alcanzado y alienta a la República Árabe Siria para mantener el ritmo actual”.

Mientras tanto, las tropas sirias presionan en una ofensiva cerca de la frontera con Líbano en procura de recuperar el control de Ras Al-Ayyn, una aldea en poder de los rebeldes cuyas fuerzas parecen estar colapsando lo largo de un frente central clave. Este poblado es la última zona en la región Qalamoun que va a caer en manos de las fuerzas gubernamentales apoyadas por combatientes de Hezbollah; ayer libaneses funcionarios de seguridad dijeron que sus tropas habían desmantelado las barricadas y reabrieron un camino clave a la ciudad de Arsal, predominantemente sunita, cerca de la frontera con Siria. El desarrollo se produjo después de días de alta tensión en la zona, donde hombres de Hezbollah y residentes locales habían bloqueado la carretera, luego que una serie de cohetes fueron disparados desde ese poblado.

Con los recientes avances, el Ejército sirio se estaba concentrando en una serie de pueblos en la región montañosa Qalamoun -Ras Al-Ain, Rankous, Flita y Ras Al- Maara- mientras que al Norte de Yabroud, los rebeldes luchaban con las tropas del Ejército y combatientes de Hezbollah en las afueras de Nasirieh; 2 días después de que se apoderó de Yabroud tras un mes de bombardeos y ataques aéreos, el conjunto de las fuerzas sirias se está moviendo para asegurar el área a lo largo de la cercana frontera con Líbano, cortando la ruta de suministros para los rebeldes dentro de Siria.

La zona fronteriza del Líbano ha sido absorbido de manera constante en los 3 años del conflicto las consecuencias de los enfrentamientos: mientras las fuerzas del presidente Al-Assad atacan bases rebeldes cercanas, los rebeldes sirios disparan cohetes contra ciudades chiitas para castigar a Hezbollah por el envío de sus combatientes para apoyar a Al-Assad. La tensión en Líbano fue en aumento luego que manifestantes sunitas bloquearon las rutas en Beirut, Valle de la Bekaa y cerca de la ciudad de Sidón en protesta por el cierre de los accesos a Arsal.

La derrota rebelde en Yabroud envió una corriente de refugiados y combatientes que vierten a través de la frontera hacia Arsal, y fue seguido horas más tarde por un atentado suicida con coche bomba contra un bastión local del Hezbollah. El Ejército libanés envió comandos a la zona fronteriza, preparándose para otro desborde del conflicto, ya que la guerra civil en Siria ha encendido las tensiones sectarias entre sunitas y chiitas dentro de Líbano y con la pérdida de Yabroud es probable que arrastre el Líbano aún más al conflicto con la ola de rebeldes sirios que cruzó la frontera.

En una entrevista con Al-Manar, el Gral. Amin Hotait, reveló que alrededor de 2.500 militantes escaparon de las ciudades en Qalamoun a la ciudad libanesa de Arsal y suponen una verdadera amenaza contra la seguridad del Líbano, a menos que se los encuentre. Hotait considera que hay 4 elementos que pueden reducir la amenaza terrorista en Líbano: primero, los militantes no deben tener un entorno social que los contenga; segundo, una clara decisión política donde el gobierno y todas las facciones políticas libanesas anuncien su disposición a enfrentarse a los grupos terroristas; tercero, las capacidades del Ejército libanés que debe contar con todos los medios para luchar contra los militantes, a sabiendas de que está sobrecargado con las misiones en todo el país; y cuatro, estrictas medidas de seguridad de las zonas seleccionadas que deben estar preparados para encontrarse con la amenaza terrorista.

Adicionalmente a los problemas derivados del conflicto sirio, aviones de guerra israelíes desataron una serie de ataques aéreos contra puestos militares sirios el miércoles, matando a 1 soldado e hiriendo a 7, en uno de los más graves enfrentamientos entre los países en las últimas 4 décadas. Los ataques aéreos fueron en represalia por un atentado con bomba en una ruta de los Altos del Golán que hirió a 4soldados israelíes que patrullaban a lo largo de la frontera; no está claro cuál de los muchos grupos que luchan en Siria pudo haber plantado la bomba, pero Israel ha dicho que Al-Assad es responsable de los ataques procedentes de su país y acusó a sus fuerzas de permitir que el ataque tenga lugar. El Primer Ministro, Benjamin Netanyahu, señaló que "Nuestra política es clara. Lastimamos a los que nos hacen daño", y el Ministro de Defensa, Moshe Yaalon, dijo que “Al-Assad lamentará sus acciones si los ataques continúan”.

Ahora está claro que se necesita una acción rápida y decisiva para hacer frente a los puntos de acceso de seguridad en el Valle de la Bekaa y el Norte de Líbano, sobre todo después de la caída de Yabroud. Ese evento ha agravado la situación de la seguridad libanesa debido a los cohetes lanzados desde territorio sirio contra ciudades fronterizas libanesas, los ataques suicidas se han incrementado –el último fue un coche bomba en Baalbek el 16 de marzo- y las fuerzas de seguridad libanesas han detectado una serie de coches bombas que entraron a Líbano y solo uno fue interceptado el 17 de marzo y destruido por el ejército. Los indicios apuntan que un gran número de rebeldes sirios huyeron de la zona de batalla en Yabroud y se han trasladado a Arsal y están rodeados por fuerzas sirias y libanesas; y finalmente la situación en Tripoli ha seguido el ritmo de la guerra siria y los combates entre sunitas y alawitas se extendieron a toda la región norte de Líbano.

El jueves 13 de marzo, el PM Netanyahu convocó a una reunión especial del gabinete diplomático, de seguridad y a los Servicios de Inteligencia en la sede del Ministerio de Defensa en Tel Aviv. Durante la entrega de su evaluación el Director del Mossad, Tamir Pardo, expresó su preocupación por que Hezbollah podría intentar aprovechar la escaramuza en el Sur para encender un pequeño foco en el sector de la frontera Norte de Israel. Se estima que las escaramuzas podrían usarse como excusa para no entrar en una confrontación frontal con Israel, ya que está sumido en Siria. 

Uno de los participantes de la reunión dijo que "La revuelta siria y la guerra civil estalló hace exactamente tres años. Si alguien en la reunión del gabinete nos había dicho hace tres años que Bashar Al-Assad seguiría siendo el presidente de Siria, hubiéramos considerado que era un payaso. En términos generales, toda la cadena de acontecimientos que hemos visto en Siria en el último año es totalmente surrealista. Hace tres años, nadie habría podido predecir que la lucha en Siria continuaría durante el tiempo que tiene y todavía sigue fuerte. Si alguien nos hubiera dicho que la cifra de mortalidad alcanzaría 150.000, no habríamos creído. Si alguien nos hubiera dicho que una guerra regional masiva entre los sunitas y los chiitas estallaría -una que vería la participación de todas las fuerzas regionales, así como las potencias mundiales- nos habríamos reído. Pero eso es un hecho. Todo esto ha sucedido y no acaba de suceder, está sucediendo ahora mismo mientras hablamos. Y eso no es gracioso."

Para la opinión pública, Hezbollah ha estado luchando su guerra en Siria bajo la bandera de lucha contra el terrorismo y la aniquilación de los extremistas, en sintonía con la retórica del presidente Bashar Al-Assad. El partido chiita ha utilizado ese pretexto para justificar sus acciones, pero la realidad del conflicto sirio podría extenderse en el tiempo y las repercusiones internas ya comienzan a verse con los atentados o enfrentamientos armados entre sunitas y chiitas libaneses; adicionalmente, la estrategia de aniquilar el terrorismo de forma preventiva en Siria ha empujado a esos extremistas hacia Líbano -suponiendo que todas las entidades que luchan contra el régimen sirio son terroristas- y encuentra al país con las defensas bajas producto de la parálisis político-estatal.

Hay un interesante paralelismo entre Qusayr y Yabroud: luego de ambas victorias, que tuvieron una fuerte participación de Hezbollah y otros grupos chiitas, las tensiones sectarias se dispararon y aumentaron los atentados suicidas en las 48 hs subsiguientes. La teoría de erradicar el terrorismo o yihadismo en el campo de batalla es inútil si no se eliminan las causas que lo llevaron a ser una opción: con las cifras de refugiados en plena alza, con los niveles de violencia y destrucción de la guerra civil junto a la pérdida de toda esperanza, ¿Qué impide que estas personas busquen venganza o se radicalicen?




lunes, 17 de marzo de 2014

Líbano se contagia de Siria



Líbano fue golpeado ayer por un coche bomba en represalia, pocas horas después que Hezbollah ayudó al Ejército sirio a recuperar la ciudad fronteriza de Yabroud. Las fuerzas estatales entraron a la ciudad siria, a pocos kilómetros de la frontera libanesa, como parte de una ofensiva más amplia para asegurar el área montañosa de Qalamoun y así cortar las líneas de abastecimiento de los rebeldes en Siria. El ataque suicida es el octavo en lo que va del año y Jabhat Al-Nusra se adjudicó la responsabilidad diciendo que el ataque fue en respuesta a las actividades de Hezbollah en Yabroud, y también se adjudicó la reivindicación de responsabilidad un grupo que se autodenomina “Liwa Ahrar Al-Sunna”, de Baalbek.

El atacante suicida mató al menos a 3 personas -entre ellas 2 miembros de Hezbollah- e hirió a otras 11 personas en el pueblo de Nabi Othman. Las fuentes dijeron que el atacante detonó un Grand Cherokee, con 120 kilos de explosivos, justo cuando el personal de seguridad de Hezbollah interceptó el coche y trató de bloquear su camino; la caída de Yabroud fue motivo de celebración para los partidarios de la resistencia y varios grupos de jóvenes de Hezbollah fueron vistos en motocicletas desfilando en los suburbios del sur de Beirut. La manifestación atrajo duras críticas del Ministro de Justicia, Ashraf Rifi, quien dijo que “quien disfrute sobre Yabroud es un delirante y contribuirá a profundizar los sentimientos de odio".

Con la caída de Yabroud, el éxodo de los rebeldes sirios del área de Arsal ha llevado a Hezbollah a llamar al Ejército para "asegurar la frontera", mientras que el Primer Ministro, Salam Tamman, señaló que el Ejército "tomará todas las medidas necesarias para controlar la situación". Arsal está a 10 km de la frontera con Siria, en medio de montañas desoladas salpicadas de granjas aisladas y está atravesado por senderos de contrabando; el Valle de la Bekaa Norte es una base de los partidarios Hezbollah, pero el Valle también incluye las áreas pobladas con sunitas de las cuales Arsal es la más importante. Los puestos de control del ejército libanés en las vías que rodean a Arsal aun no han sellado los circuitos fronterizos del Este ya que eso equivaldría a un enfrentamiento armado con los rebeldes sirios atrincherados en la zona.

Alrededor de dos mil rebeldes huyeron Yabroud cuando las fuerzas sirias tomaron el control total de la ciudad. Muchos de ellos se retiraron a las aldeas sirias cercanas pero se cree que otros que han cruzado la frontera hacia Líbano. El ejército libanés detuvo varios vehículos repletos de rebeldes que intentaban cruzar la frontera, esta situación provocó malestar entre los grupos yihadistas sunitas como Liwa Ahrar Al-Sunna que advirtió al ejército libanés -y a Hezbollah- a prepararse para la batalla de Yabroud dentro de Líbano. El Ejército libanés ha sido duramente cuestionado por los sunitas radicales de aliarse con Hezbollah y no controlar el paso de sus elementos hacia Siria con la misma eficacia que lo hace con los rebeldes sirios que quieren entrar a Líbano.

Pero la toma del control de Yabroud por las fuerzas estatales no pudo restablecer el control gubernamental y, al igual que los residentes de Qusayr tomada hace nueve meses, los lugareños dicen que sigue siendo un pueblo fantasma patrullado por Hezbollah. Un miembro del Parlamento perteneciente a Hezbollah en el Líbano, Walid Sukariyeh , dijo a la televisión Al-Jadeed que podría ser contraproducente si los rebeldes que huían atacaban a Líbano. 

El ataque con cohetes contra Al-Labwa fue el más reciente ataque contra un blanco chiita en Líbano después la caída de Yabroud. Cuando los cohetes golpearon Al-Labwa , una ciudad de mayoría chiita a unos ocho kilómetros al Oeste de la sunita Arsal, hombres armados tomaron posiciones en la calle y apuntaron hacia la frontera montañosa con Siria. 

El Gabinete del PM Tammam Salam aprobó en la madrugada del sábado una fórmula de compromiso sobre la cláusula de la resistencia en su Declaración de política, en un movimiento que evitó una crisis de Gobierno abierta y despejó el camino para un voto de confianza en el Parlamento. El proyecto de Declaración de política, destaca "el derecho de los ciudadanos libaneses a resistir la ocupación israelí , repeler sus ataques y recuperar los territorios ocupados (…) Sobre la base de la responsabilidad del Estado en la preservación de la soberanía del Líbano, la independencia, la integridad territorial y la seguridad de sus ciudadanos, el Consejo de Ministros subraya el deber del Estado y de los esfuerzos para liberar las Granjas de Shebaa, las colinas de Kfar Shuba y la parte libanesa de la aldea de Al-Ghajar través de todos los medios legítimos."

La bomba, a modo de emboscada, en una ruta contra soldados israelíes en las Granjas de Shebaa el pasado viernes, el primer ataque en la zona desde el fin de la guerra de 2006 y da más peso a la especulación sobre que Hezbollah ha decidido reanudar las operaciones contra objetivos israelíes, aunque de una manera más prudente y negable. Hezbollah no ha hecho ningún comentario sobre el ataque cerca de Bastara -en el extremo sur de la ladera de la montaña de Shebaa- pero no hay otro grupo que de manera realista que podría haber llevado a cabo.

Si bien Estado Islámico del Irak y Siria (ISIS) asumió la responsabilidad del ataque, la reclamación no es del todo posible: no es la forma en que operan (los grupos sunitas disparan cohetes a través de la frontera hacia Israel) y no se sabe que los elementos del ISIS tenga capacidad para penetrar en la ladera de la montaña sin ser detectados por el Ejército libanés, las Fuerzas de ONU (FINUL) y el ejército israelí para plantar una bomba en una ruta extremadamente vigilada y detonarla con éxito.

Israel dijo el viernes que bombardeó una posición perteneciente Hezbollah, en respuesta a una explosión en la frontera. El portavoz militar israelí, Tte. Cnel. Peter Lerner dijo a la prensa que un "vehículo blindado de patrulla junto a la frontera entre Israel y Líbano, cerca de Har Dov (término de Israel de las Granjas de Shebaa en disputa) fue atacada con un artefacto explosivo". Hezbollah había amenazado con un ataque en represalia después de un ataque aéreo en febrero -el primer ataque israelí sobre Líbano desde 2006- contra una base de entrenamiento y arsenales.