martes, 28 de octubre de 2014

Hezbollah y el nuevo frente interno en Líbano



El ex PM Saad Hariri, advirtió que el país estaría destrozado si se permitiera que los grupos sectarios continúen con sus enfrentamientos. "Los incidentes itinerantes que estamos presenciando en estos días en la Bekaa, Trípoli, Akkar, Minyeh, Dinnieh, y en otros lugares, son una pequeña muestra del gran incendio que estalló en Siria (…) y los impactos de la guerra que Bashar Al-Assad dijo a nosotros llegaría a Líbano y otros países". Su mensaje se produjo un día después que el Ejército libanés derrotó a un grupo de militantes que pretendían establecer un Estado islámico en el Norte del Líbano.

El Ejército libanés arrestó 83 sospechosos durante su caza de militantes en el norte del Líbano, mientras que las familias regresaban a Trípoli, luego que los enfrentamientos cesaron con un saldo de 42 personas muertas y más de 150 heridos. Los combates en Trípoli terminaron después que el Ejército se apoderó de una mezquita en el barrio de Bab Al-Tabbaneh, que había sido utilizado como un bastión de militantes del ISIS y del Jabhat Al-Nusra; en Asoun, el Ejército libanés capturó un terrorista sospechoso de alto valor acusado de reclutar a jóvenes libaneses para luchar con el ISIS.

Los islamistas de Trípoli, en su mayoría son combatientes y disidentes locales, son vistos por la prensa libanesa como inspirados por grupos islamistas sirios como Jabhat Al-Nusra y el Estado Islámico de Iraq y Al-Sham (ISIS), que se han enfrascado en una lucha de hostigamiento contra Hezbollah dentro de Líbano para ponerle más presión y obligarlo a salir de Siria. Según los propios combatientes, los rebeldes son sirios que quieren liberar a Siria, no a Líbano u otras tierras. Las experiencias anteriores sobre el control de una ciudad o un pueblo han demostrado que no los beneficia porque el gobierno sirio o libanés no dudará en atacar y esto se refleja en las tácticas de guerra de guerrillas, que provoca pérdidas para Hezbollah.

Durante los más de tres años de conflicto en Siria, el norte del Valle de la Bekaa -el lugar de nacimiento de Hezbollah- fue considerado como una línea defensiva de los enfrentamiento en Siria; en las últimas semanas, las escaramuzas sobre suelo libanés han hecho que el área se sienta ahora más como una línea de frente. Ahora el conflicto fronterizo en expansión amenaza con engullir a los residentes chiitas, cristianos y sunitas, poniendo a prueba su voluntad de mantenerse al margen de los conflictos sectarios; particularmente, los chiitas y los cristianos están cada vez más preocupados por los extremistas que por los rebeldes –en términos sectarios- y están organizando de las patrullas de seguridad. Pero por ahora, dicen, que están prestando atención a los líderes de Hezbollah, en sus ciudades, mientras el Ejército les dice que deben abstenerse de venganzas comunales, ya que la violencia sectaria en Líbano es exactamente lo que quiere el enemigo.

Hezbollah se ganó el respeto, incluso de algunos enemigos, por sus campañas de guerra de guerrilla contra Israel. Pero ahora la organización chiita está perdiendo su aura de invencibilidad. Las tácticas que tanto resultado le dieron contra los soldados israelíes ahora son utilizadas contra sus propias fuerzas por parte de los yihadistas, tanto del ISIS como de Jabhat Al-Nusra; Hezbollah se ha sobre-extendido, librando varias batallas en muchos frentes, y aunque quiera retirarse de Siria, deberán permanecer allí hasta que se logre un acuerdo político aceptable para Irán. Mientras tanto, Hezbollah se enfrenta a una tensión sectaria creciente, derivada de las agresiones de los combatientes sunitas del ISIS y Jabhat al-Nusra, que levantaron cuestionamientos sobre el verdadero papel del partido chiita en Siria.





ANUNCIO

Estimados lectores, 

muchas gracias por los correos recibidos consultando sobre la interrupción del blog.
El mes que estuvimos ausentes se debió a un problema técnico, ajeno a nuestra voluntad, que nos impidió la publicación de nuestros análisis.
Esperamos que el inconveniente técnico esté superado de manera permanente.
Gracias, 

Fernando Bazán

jueves, 11 de septiembre de 2014

La estrategia de Obama contra ISIS, ¿Y Líbano?


El presidente Obama autorizó anoche una importante expansión de la campaña militar contra los yihadistas del ISIS que incluyen ataques aéreos estadounidenses en Siria y el despliegue de 475 asesores militares más en Irak. Además, Obama trató de disipar los temores que EE.UU. se embarque en una nueva guerra regional y señaló que estaba reclutando una coalición mundial para "degradar y destruir en última instancia a los militantes del ISIS”; además advirtió que "la erradicación de un cáncer como el ISIS era un reto a largo plazo que pondría algunas tropas estadounidenses en riesgo”.

Buscando evitar los errores percibidos de la era Bush y para minimizar los riesgos, Obama presentó un plan que basado en una coalición de Estados para poner en común sus recursos contra el ISIS. A partir de cuatro elemento -ataques aéreos, más apoyo a las fuerzas de tierra (no estadounidenses), esfuerzos para luchar contra el terrorismo y aumentar la asistencia humanitaria- Obama anunció una estrategia que será reforzada por una reunión del Consejo de Seguridad al respecto. Aviones no tripulados, compartir Inteligencia y una participación limitada de operaciones especiales han golpeado quirúrgicamente al ISIS, pero no han jaqueado su capacidad de expandirse. El discurso de Obama no fue la presentación de una estrategia -metas alcanzables y un plan para llevarlas a cabo que responda a los intereses nacionales- sino que fue una mera lista de pasos a seguir.

El canciller de Líbano, Gebran Bassil, advirtió en su discurso dirigido a los ministros de relaciones exteriores de Estados árabes –incluyendo a Arabia Saudita, Qatar y Jordania- así como el Secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que "La prioridad es erradicar ISIS y no sólo reducir su tamaño o contenerlo (…) ISIS no debería existir en absoluto, y su ideología debe desaparecer y desaparecerá (…) Los actos terroristas han golpeado a nuestras puertas, y pronto alcanzarán sus fronteras (…) Dado que el elemento tiempo es crucial, se ha hecho necesario que todos nosotros cometemos el soporte en estos momentos (…) Ningún Estado deben dejarse de lado en la guerra contra ISIS, porque no hay excusa ni justificación para eso (…) Las fronteras están en peligro de extinción, y también los Estados. Las minorías están amenazadas, y también todas las sociedades y componentes de la región. Todos los creyentes en Dios se ven amenazados, y como también raza humana."

El ISIS ha establecido más de 40 células encubiertas en Líbano, de acuerdo a información de Inteligencia obtenida por un organismo de seguridad, lo que aumenta el temor de que nuevos ataques terroristas pueden estar en el horizonte. Se cree que cada célula tiene de 3 a 4 integrantes de nacionalidad libanesa, siria, palestina, jordana o iraquí que han sido altamente entrenados con armas de fuego, cinturones de explosivos, minas terrestres y otras armas; los miembros de una célula fueron capacitados en Siria -Aleppo y Deir Ezzor- y en Líbano –Bekaa, Iqlim al-Kharroub, Akkar y Naameh- por soldados que desertaron del Ejército sirio y libanés y palestino.

Ali Fayyad, parlamentario de Hezbollah, precisó que el partido está listo para enfrentarse a los grupos yihadistas en defensa de Líbano. El parlamentario dijo que Hezbollah está decidido a luchar contra los grupos Takfiris si la situación interna empeora "bajo una amenaza directa" del ISIS. Por el momento, Hezbollah se reserva un “papel de apoyo” para brindar protección a los pueblos fronterizos, especialmente a los cristianismos y drusos. Fayyad desestimó que Hezbollah sea un ejército de protección las minorías de Líbano, y que en todo caso, esto no anula la función del Estado que es proteger a los ciudadanos.

El papel de Hezbollah y del Ejército libanés ahora está en medio de la controversia derivada la violencia que se ha extendido en Líbano desde que los yihadistas decapitaron a un soldado sunita y a otro chiita. La primera repercusión fue una ola de secuestros en la Bekaa, que rápidamente fue contenida por las fuerzas de seguridad; muchos de los barrios de Beirut se definen de acuerdo a la religión y secta, y en las últimas semanas bandas de hombres han estado patrullando los barrios en busca de personas que no residen allí, por lo que cualquier incidente menor podría desatar la violencia sectaria.

Mientras el presidente de EE.UU., Barack Obama, presenta su nueva campaña militar contra el ISIS, Líbano ya está luchando contra el grupo en las montañas Qalamoun que flanquean su frontera con Siria. El Ejército libanés y Hezbollah están sumidos en una guerra esporádica contra los yihadistas; el punto es que Obama busca aliados contra el ISIS –como Líbano- pero no quiere cooperar con Siria –otro Estado involucrado en la lucha anti ISIS- y no le suministra a las FFAA libanesas los equipos necesarios por su enfrentamiento con Israel.

¿Cómo podrá la estrategia de Obama derrotar al ISIS de esta manera?


EE.UU. debe cooperar con Siria para vencer a terroristas



El analista internacional, Fernando Bazán, considera que EEUU y la comunidad internacional deben colaborar con el presidente sirio para vencer a los terroristas.


La oposición siria "moderada" a la que declara apoyar Obama sencillamente "no existe"




Hombres y mujeres de Siria deploran el afán intervencionista estadounidense y desmenuzan, con conocimiento profundo, las malas artes con que Barack Obama pretende justificar por adelantado una intervención militar en su país. Otro tanto hace el analista argentino Fernando Bazán cuando postula que la oposición siria "moderada" a la que declara apoyar Obama sencillamente "no existe". Él sólo está dando apoyo a los terroristas del fundamentalismo. 

https://www.youtube.com/watch?v=nJJNPCJ5Xuc&list=UUbHFKMtqLYkIBRiPHJwxu_w

martes, 9 de septiembre de 2014

El enemigo interno de Líbano


El Jefe de Seguridad General, My Gral Abbas Ibrahim, anunció que viajará a Doha "en las próximas horas" a la luz de nueva información facilitada a las autoridades libanesas en relación al tema de las tropas secuestradas. Ibrahim dijo a los periodistas que ha surgido nueva información con respecto a las demandas de los captores y que por lo tanto vuela a Doha "en las próximas horas" para discutir el asunto con las autoridades del país. 

El viaje de Ibahim a Doha es revelador del apoyo que Qatar le suministró a varios de estos grupos yihadista que operan en Siria y la influencia que todavía ejercen sobre éstos. El Ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Khalid Al-Attiyah, le manifestó a los asistentes a una reunión el 4 de septiembre a puerta cerrada en Doha, que disponía de información indicando que los 2 obispos ortodoxos -monseñor Boulos Yazigi de la iglesia ortodoxa griega de Aleppo y el arzobispo ortodoxo sirio de Aleppo, Yohanna Ibrahim- secuestrados en Siria en 2013 todavía estaban vivos, a pesar de los rumores que circulaban en contrario. Al-Attiyah dijo los obispos estaban en manos del grupo Jabhat Al-Nusra, y que no le entregaron los obispos secuestrados al ISIS.

El líder de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, el líder del Movimiento Patriótico Libre, Michel Aoun, hablaron sobre la necesidad de unidad frente a las amenazas israelíes y Takfiris en una declaración emitida por Hezbollah. También en la reunión participaron Gebran Bassil, ministro de Relaciones Exteriores, y funcionarios de Hezbollah como Hussein Khalil y Wafiq Safa. La declaración señala que las discusiones se centraron en la "grave situación" que Líbano y la región estaba atravesando.

El informe no mencionó ninguna discusión con respecto a la elección presidencial. El Parlamento libanés ha fallado por 11ma vez consecutiva para elegir a un presidente que sustituya a Michel Sleiman, cuyo mandato finalizó el 25 de mayo. Cada vez que el parlamento se reunió, no pudo llegar a tener quórum debido a que los parlamentarios de la Coalición 08 de Marzo –liderada por Hezbollah y Aoun- boicoteaban las sesiones. El candidato opositor, Samir Geagea, el domingo dijo que "Es un crimen político cuando algunos partidos buscan 'decapitar a la república' con el objetivo de convertirse en la cabeza, y cuando toman como rehenes a los países con el fin de alcanzar la silla presidencial", en una posible referencia a Aoun quien insistiendo que él debería ser el próximo presidente o nadie más.

El Hospital Universitario de Rafic Hariri está tratando a seis terroristas del grupo Jabhat Al-Nusra y del Estado Islámico de Iraq y Al-Sham (ISIS), según informó Al-Jadeed TV. Los pacientes participaron en los cinco días de combates con el Ejército libanés en Arsal y sufre "heridas críticas." Según Al-Jadeed, uno de los militantes que se está tratando en el hospital es, al parecer, un terrorista "muy peligroso" y las fuerzas de seguridad reforzaron la seguridad en y alrededores del hospital después de que los terroristas fueron transportados al hospital anoche. Los seis pacientes son: 3 libaneses, 2 sirios y 1 checheno.

La crisis posterior a los secuestros de los soldados libaneses ha provocado una reacción en contra de los refugiados sirios en partes del Líbano, con tiendas de campaña en campamentos informales incendiados y cientos de sirios refugiados en el Valle de Bekaa huyendo por temor a un ataque. La agencia oficial de noticias de Líbano informó que los refugiados, de varios campamentos en todo el país, y especialmente en las zonas chiitas cuyos residentes apoyan al presidente Al-Assad habían comenzado a evacuar sus tiendas de campaña y se van de a miles al Norte de Líbano, al oeste de la Bekaa y a Beirut.

La policía de Burj Al-Shemali, en el Municipio de Tiro, le entregó cartas a los refugiados sirios del pueblo diciendoles que tenían 48 horas para evacuar o rendir cuentas. El campamento, construido en una propiedad pública perteneciente al municipio, consta de 110 tiendas de campaña y cada vivienda tiene a más de una familia que han huido desde 2011. El alcalde Ali Dib dijo que la medida era debido a los problemas de salud y de seguridad, diciendo que el municipio también trató de deshacerse de "asentamientos de refugiados al azar." Mientras tanto, un grupo de familias de refugiados sirios ya huyeron al Sur del Líbano, por temor a reprimendas contra ellos por la muerte de los 2 soldados libaneses a manos del ISIS.

El secuestro y asesinato de miembros de las fuerzas de seguridad libanesas por yihadistas que combaten en Siria ha provocado nuevas tensiones en el Líbano, incluyendo una reacción de la población local contra los refugiados sirios y una serie de secuestros sectarios. Líbano acoge a más de 1,1 millones de refugiados sirios, en medio de tensiones que ya estaban en alza entre los miembros de las diferentes sectas libanesas respecto al apoyo o no al presidente sirio, Bashar Al-Assad. A pesar de las campañas que tratan de recordarles a la gente que los refugiados sirios son principalmente víctimas, y que el pueblo sirio dio la bienvenida a sus homólogos libaneses durante la ofensiva militar de Israel de 2006, la reticencia de los libaneses está en aumento.

Las internas también están apareciendo dentro de la escena islamista. Un jeque salafista de Trípoli ha estado recibiendo amenazas de muerte por parte de los partidarios del ISIS, enojados por los jeques todavía están renuentes a declararle la enemistad al Estado libanés y sus instituciones. "El Estado Islámico ha logrado despertar el monstruo dentro de nosotros", anunció la Corporación Libanesa de Radiodifusión (LBCI) en su boletín de noticias de la tarde, del 8 de septiembre.





lunes, 8 de septiembre de 2014

La tormenta perfecta llega a a Líbano


En una respuesta desafiante a la ejecución de dos soldados libaneses por parte del Estado Islámico de Iraq y Al-Sham (ISIS), el Primer Ministro, Salam Tammam, dijo anoche que Líbano no estaba en una posición débil y que tiene "varias opciones" para lograr la liberación de sus soldados y policías retenidos como rehenes por los yihadistas de ISIS y Jabhat Al-Nusra. En declaraciones en un discurso televisado, Salam destacó que la unidad nacional es crucial para derrotar a los grupos terroristas que amenazan la seguridad y la estabilidad del país y evitar la violencia sectaria para la cual “estos asesinos criminales" están trabajando.

La agencia de noticias turca Anadolu informó en la tarde del sábado que un comandante de ISIS dijo a uno de sus periodistas que grupo había decapitado al soldado libanés Abbas Medlej durante un intento de fuga. Después que se conoció la noticia de la segunda decapitación, tanto Jabhat Al-Nusra como el ISIS advirtieron que cualquier ataque contra los refugiados sirios en Líbano podría incitarlos a decapitar a varios de los soldados libaneses secuestrados. Un grupo nombrando a sí mismo "La juventud del Barrio Radwan” pegó volantes anti-sirios en el suburbio sur de Beirut de Hay Al-Sellom, que decían "En honor de nuestros hermanos (Ali Al-Sayed y Abbas Medlej) les pedimos a todos los sirios, sin excepción, que salgan de este barrio el 15 de septiembre".

Los juicios contra los islamistas recluidos en la Prisión de Roumieh se acelerarán, según el Ministro del Interior,  Nouhad Machnouk, y también dijo que cualquier problema de seguridad que resulte de un aumento de los refugiados sirios en el país terminará en el cierre de la frontera de Líbano con Siria. Según fuentes judiciales, el gobierno libanés está trabajando a través del Ministerio de Justicia con el poder judicial para encontrar "una solución legal y judicial" a los casos de 94 detenidos islamistas recluidos desde 2007; además desde el gobierno se difundió que hay 1.400 campos de refugiados no oficiales y no se sabe el alcance de las violación de la ley.

Una delegación de Qatar llegó a Arsal el viernes para ayudar a asegurar la liberación de los soldados libaneses y policías retenidos por los yihadistas, luego de una reunión con los comandantes del ISIS y Jabhat Al-Nusra, según el mediador local Sheikh Mustafa Hujeiri. La mediación de Qatar se produjo un día después que el gobierno rechazó las demandas de los militantes de intercambiar a los rehenes por los detenidos islamistas en Roumieh. Salam dijo el jueves que se opuso a cualquier negociación directa entre el gobierno y los militantes que requiriesen un intercambio de prisioneros y El Consejo de Ministros dio al Ejército libanés vía libre para lanzar una operación militar que libere a los soldados cautivos.

Los Estados árabes acordaron ayer “tomar las medidas necesarias" para hacer frente a los militantes del Estado Islámico”, según lo informó el Secretario de la Liga Árabe, Nabil Al-Arabi, después de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores en El Cairo. Al inicio de la reunión, Al-Arabi había llamado a una confrontación política y militar con los yihadistas y otros militantes que amenazan la existencia de los Estados árabes. La declaración final no llegó a apoyar de forma explícita sobre los ataques aéreos estadounidenses contra los yihadistas que controlan grandes extensiones de Irak y Siria. 

La Liga Árabe aprobó también en el discurso de clausura, la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada el mes pasado pidiendo a los Estados miembros que "actúen para suprimir el flujo de combatientes extranjeros, financiamiento y otros apoyos a los grupos extremistas islámicos en Irak y Siria". Nabil Al-Arabi dijo en la sesión que el aumento del grupo en Irak desafió no sólo a la autoridad del Estado, sino "su propia existencia y la existencia de otros Estados" y pidió una resolución decisiva para enfrentar el terrorismo militar, política , económica y culturalmente; Al-Arabi sugirió que la acción militar podría tener lugar en el marco de un pacto de defensa conjunta de la Liga Árabe pero no estaba claro si el compromiso árabe para tomar todas las medidas necesarias contra el ISIS y otros grupos militantes incluiría una participación militar directa en Irak o Siria.

Lo que es especialmente preocupante en el caso del segundo soldado decapitado es que Abbas Medlej es chiita. Fuentes gubernamentales dijeron que el asunto es grave porque las familias y clanes chiitas habían amenazado que si alguno de los soldados chiitas era ejecutado, ellos tomarían represalias contra los campos de refugiados sirios en la Bekaa. Esos campos son sospechosos de albergar un gran número de simpatizantes del ISIS y esto jugó un papel preponderante en el anuncio del Ministro del Interior sobre los refugiados sirios.

Las tensiones eran altas en el Valle de la Bekaa después que las bandas armadas llevaban a cabo secuestros en la región mientras que las familias de los soldados en poder de los yihadistas bloquearon varias carreteras. Las autoridades libanesas están trabajando para enfriar los ánimos y arrestaron a sospechosos de secuestros mientras que el ejército libanés allanó varias casas en busca de rehenes.

El viernes, Jabhat Al-Nusra dio a conocer un video de casi media hora donde se muestran a varios presos que denuncian a Hezbollah de apoyar al presidente sirio, Bashar Al-Assad, y dirigiéndose a "las personas sunitas en Líbano", el narrador del video dice "Tú eres uno de nosotros, y nosotros apoyamos a tu gente en Siria. Tenga en cuenta esto antes de pagar el precio por estar involucrado en una guerra del lado del Ejército libanés, en contra de sus hermanos, los muyahidines".

La yihad promovida por el ISIS ha llegado a Líbano. En un pasaje del video se dice que los sunitas libaneses deberán pagar el precio “si apoyan a los Nasiriya (alawitas) y Rafidah (chiitas)”. La guerra sectaria contra Hezbollah ha llegado a suelo libanés y nada presagia una resolución rápida y limpia a los enfrentamientos.