martes, 19 de febrero de 2013

La ley electoral ortodoxa fue aprobada en Comisión


Luego que las comisiones parlamentarias mixtas discutieran los borradores, la controvertida electoral ortodoxa fue aprobada después que los representantes del Movimiento del Futuro y el Partido Socialista Progresista se retiraron del recinto; Alain Aoun, parlamentario del Movimiento Patriótico Libre, dijo “Quiero anunciar a los libaneses de que la democracia ha triunfado sobre la intimidación y hemos adoptado la ley ortodoxa”. Si bien la propuesta cuenta con el apoyo de la Coalición 8 de Marzo y los partidos políticos cristianos de la Coalición 14 de Marzo, Hezbollah y el Movimiento Amal, el proyecto de ley ortodoxa es fuertemente cuestionado por el Movimiento Futuro, el Partido Socialista Progresista y algunos legisladores cristianos que responden al presidente Sleiman.

Sami Gemayel del cristiano Kataeb, habló durante la sesión de las comisiones exigió que el número de miembros del Parlamento aumentase, con el fin de defender los derechos de las minorías. La idea de Gemayel era que los 6 diputados adicionales se distribuyen de la siguiente manera: 1 por los católicos siríaco, 1 para los católicos griegos, 1 para los chiitas, 1 para los sunitas y 1 para los drusos. La ley ortodoxa llama al voto proporcional a lo largo de líneas sectarias y sobre todo ha sido apoyada por los grupos cristianos.

El proyecto de ley ortodoxo, proyecta a Líbano como un solo distrito en el que cada secta elige a sus propios representantes en virtud de un sistema de representación proporcional y las comisiones mixtas aprobaron un artículo de la propuesta ortodoxa que lleva el número de diputados de 128 a 134.

El líder del Movimiento Futuro, Saad Hariri, criticó duramente la aprobación del proyecto por las comisiones parlamentarias mixtas en lo que calificó de un "día negro" en la historia del Parlamento. Sus comentarios se produjeron minutos después de que los legisladores del Movimiento Patriótico Libre anunciaron que la controvertida propuesta electoral había sido aprobada a el nivel de las comisiones parlamentarias mixtas a pesar del retiro de los representantes de Hariri y Jumblatt.

Aoun precisó que la primera etapa en la adopción de su proyecto de ley ortodoxo -para las próximas elecciones- estaba concluida y esperaba que la segunda etapa, que será durante una sesión parlamentaria, terminase con la adopción de la ley electoral ortodoxa. Pero George Adwan, de Fuerzas Libanesas, y Sami Gemayel, del partido Kataeb, dijeron en conversaciones por separado a los periodistas que la aprobación de la ley ortodoxa no significa necesariamente que se utilizaría en las próximas elecciones.

El bloque parlamentario cristiano Al-Mustaqbal criticó la decisión de las comisiones parlamentarias mixtas y precisó que “Algunos diputados han abandonado el Líbano y sus instituciones hoy en día, la propuesta ortodoxa amenaza los valores nacionales, la moderación y la convivencia religiosa. Es el mejor regalo que le podemos ofrecer al enemigo israelí", expresó en un comunicado el bloque Al-Mustaqbal.

La propuesta ortodoxa es apoyada por los cuatro principales partidos cristianos –Movimiento Fuerzas Patrióticas, Falange, Fuerzas Libanesas y Marada- lo que señala dos cosas: primero que los cristianos comparten el mismo temor por el avance de los grupos sunitas dentro de la región y segundo que el principal partido sunita –Movimiento del Futuro de Saad Hariri- verá comprometida una posible victoria en las próximas elecciones parlamentarias si no logra un sistema de alianzas con los cristianos.

2013 es un año de elecciones parlamentarias en Líbano y esto significa que los debates sobre la electorales ley dominar la escena, en parte porque el país está marcado por un sectarismo institucionalizado. Los miembros del Parlamento son elegidos en cada distrito por sufragio universal, pero escaños se distribuyen entre las diferentes comunidades religiosas de manera tal que los cristianos tienen el 50% de los escaños y los musulmanes la otra mitad.; en teoría, esto tiene como objetivo minimizar la discordia entre las 18 sectas religiosas y garantizarles una adecuada representación de todas las comunidades.

El proyecto ortodoxo sugiere que en lugar de dividir el Líbano en distritos electorales, todos los ciudadanos votarán en el país como un solo distrito y cada comunidad deberán elegir a sus propios diputados -significa que sólo podrían votar por los representantes de su propia secta- y ello tendrá algunas consecuencias no intencionales de la ley:

1-Si la propuesta ortodoxa se adopta, será la primera vez que conforme a la ley electoral los laicos serán capaces de unir sus votos a nivel nacional, aunque en grupos sectarios.

2 – La movilización sectaria se debilitará si no hay una amenaza de los votantes de otras sectas que distorsionen el proceso.

3 - Paradójicamente, las credenciales sectarias será menos importante que la competencia y la credibilidad política.

4 – Los líderes locales (zo'ama) eventualmente perder su poder.


1 comentario:

Ministério Ebenezer dijo...

NOS FAÇA UMA VISITA SE GOSTAR NOS SIGA http://ministerioebenezerbp.blogspot.com.br/12 Witcht