viernes, 25 de febrero de 2011

Mikati y el problema del Ministerio del Interior

Fuentes cercanas a Nabih Berri indicaron la posibilidad que la cartera del Interior Ministerio se destinará a una figura independiente para superar el principal escollo del Primer Ministro designado, Najib Mikati, para la formación de su gabinete. Se espera que el Presidente Sleiman regrese de su viaje a Roma para facilitar el proceso.

Las exigentes demandas presentadas por varios grupos han dificultado la formación del gabinete de Mikati. Mientras que el Presidente Sleiman y el líder del Movimiento Patriótico Libre, Michel Aoun, están deseosos de alzarse con el Ministerio; Sleiman quiere conservar al actual ministro, Ziyad Baroud, mientras que Aoun quiere a un hombre de su bloque. Pero su rival, el cristiano Samir Geagea, líder de las Fuerzas de Patrióticas, fue más allá y señaló que en realidad hay una campaña de Aoun en contra del Presidente, al que pretende obligar a presentar su renuncia.

Diferentes figuras del arco político de la Coalición 14 de Marzo han coincido en señalar que las acciones de Aoun encubren la intención de Hezbollah de quedarse con la presidencia, socavando la autoridad moral y calidad de estadista de Sleiman.

Sin embargo, una fuente cercana al proceso más allá de las disputas entre Aoun y Sleiman, la composición del gabinete de Mikati sólo se darán a conocer después de que el Tribunal Especial para el Líbano anuncie públicamente la acusación y la Coalición 14 de Marzo lleve adelante su manifestación -en esa fecha- para conmemorar los seis años desde su fundación.

Mikati ha continuado sus contactos con figuras cristianas del 14 de Marzo, como el ministro de Trabajo, Butros Harb y Amin Gemayel del Kataeb (Falange); así como Tammam Salam, en un intento de sumarlos a su gobierno. Las demandas de Aoun demandas bloquean al partido Kataeb para encontrar un lugar dentro del gobierno de Mikati ya que Aoun insiste en que dirige al mayor bloque cristiano en el Parlamento y de allí la necesidad de una mayor parte de la representación cristiana en el gobierno.

Mikati sabe que no puede gobernar sin alguna forma de representación de la Coalición 14 de Marzo, al menos con algunos de sus referentes cristianos; pero tampoco puede permitir que la mayoría de la representación cristiana quede en manos de Aoun ya que implicaría un sesión tácita del poder a Hezbollah, partido que por su lado estaría buscando la destitución de Sleiman en una avanzada muy arriesgada hacia el poder libanés. Con el tiempo en su contra y un escenario con incertidumbres ante el anuncio de las acusaciones del Tribunal Especial, Mikati deberá optar por asegurar su gobierno o convocar a una figura independiente y para Interior desafiando a Aoun.